• La Rata

Margarita, la primer mujer “policlos” de SGS



Por: Xochiquetzal Rangel.


Desde hace ocho años Margarita Chávez Palacios, ingresó a las filas de sección de motos de policía vial de Soledad de Graciano Sánchez, con objetivo de poder salvaguardar la integridad de la ciudadanía que habita en el segundo municipio más grande de San Luis Potosí.


Derivado de su gran corazón, hace seis años se convirtió en la única mujer, que hasta hoy forma parte de la célula motorizada de "Policloses" que realizan el operativo Héroes Paisanos, con el que dan la bienvenida a las y los connacionales que vienen de Estados Unidos.


Sobre su uniforme de la Policía Vial, cada navidad, se pone sus botas, traje rojo, gorro y barba de Santa Claus, para patrullar desde su motocicleta algunas calles principales de Soledad hasta llegar al kilómetro 4.5 de la carretera a Matehuala para darle la bienvenida a las caravanas migrantes que pasan o llegan al municipio.


En entrevista para La Alcantarilla, dijo que desde que la invitaron a participar en el dispositivo ella aceptó con gusto, pues es una manera para que la ciudadanía viera con otros ojos a las y los policías del país, situación que le ha traído satisfacciones personales al ver a chicos y grandes emocionarse cuando los ven de Santa Claus.


"Es como presentarle el otro lado amable de la Policía, ver otra cara de la policía, ver otra reacción. De pronto la gente tiene otra perspectiva de la policía y aquí estamos recibiéndolos con gusto que tengan un buen sabor de boca en cuanto llegan a su lugar de origen”, dijo.

Para portar esta vestimenta roja y calurosa para emular a Santa Claus, los elementos de la Policía Vial deben acudir a diversos talleres y platicas de Derechos Humanos, Migración y por parte de la Fiscalía General del Estado, para saber cómo brindar de la mejor manera la información y orientación a las y los paisanos que regresan por fiestas decembrina al país y que pasan por San Luis Potosí.


Son motociclistas policías que reciben a los connacionales de una forma más sensible, que no se vea esa represión tan radical que antes los esperaban para ser sancionados o para ser infraccionados”, así calificó al grupo de policloses el director de la Policía de Transito Municipal de Soledad, Mauricio Ordaz.


Aunque parece fácil portar la vestimenta de Santa Claus, luego de largas jornadas de trabajo se vuelve incómodo debido al calor que genera, sin embargo, para estos Santas Motorizados, vale más la pena la sonrisa de las y los niños, quienes de vez en cuando les entregan sus cartas de deseos a cambio de dulces.


“La verdad es que sí vale la pena, es muy reconfortante ver como la gente nos ve, nos saluda, sobre todo nos sonríe, algo diferente que con el día a día con nuestro trabajo no pasa, nos ven de una manera totalmente diferente”, concluyó Margarita Chávez Palacios.




franja alcanta im.jpg