• La Rata

Marchan potosinas en contra de la violencia machista y feminicida

-Exhortan a Ricardo Gallardo y a Ruíz Contreras a esclarecer los feminicidios y castigar a los responsables



Redacción


"La Ley no me devolvió a mi hija", denunció desde el micrófono abierto Cesaly, victima de violencia vicaria, un tipo de violencia no reconocida en el Código Penal, pero que se ejerce por parte de los padres, para tener control sobre las mujeres utilizando como instrumento a las hijos o hijas comunes.

En el caso de Cesaly, fueron siete años en los que no pudo ver a su hija, que ni siquiera cuidaba su padre, sino la abuela paterna y fue, hasta que la menor, al cumplir los doce años escapó de la casa paterna que Cesaly recuperó su custodia.

Con testimonios como el de Cesaly, de violaciones y otros tipos de violencia contados por las propias víctimas, comenzaron las actividades de la Movilización Vivas nos Queremos, como parte de la conmemoración del 25 de Noviembre, día dedicado precisamente para la lucha por la erradicación de las violencias en contra de las mujeres.

Al micrófono abierto le siguieron dos performances e intervenciones públicas al frente del Edificio del Congreso del Estado que animaron el ambiente y hasta lograron que las observadoras se unieran a la danza.


UNA MARCHA PARA VISIBILIZAR LA VIOLENCIA

“No estamos solas, estamos juntas, y contra la violencia machista respondemos con organización para exigir justicia”, se escuchó a las afueras del Congreso del Estado, a un costado de Palacio de Gobierno, en la Plaza de Armas el reclamo al gobernador del Ricardo Gallardo Cardona; al alcalde capitalino, Enrique Galindo Ceballos y al encargado de la Fiscalía General del Estado, José Luis Ruiz Contreras, de cumplir con su obligación de garantizar a las mujeres el acceso a una vida libre de violencia "basta de simulaciones y condescendencias, basta de impunidad y olvido, basta de pasar por encima de nosotras, de nuestras vidas y de nuestros derechos".

La marcha arrancó poco después de las seis de la tarde desde la Plaza de Armas, donde fue colocado un tendedero en el que se colgaron denuncias de agresiones y vestimentas de niñas y mujeres adultas, para visibilizar que la ropa no provoca agresiones.


Una de las mujeres que encabezó el contingente, fue Jazmín Rodríguez mamá de Fernanda Morán, víctima de feminicidio, quién al llegar a la Fiscalía General del Estado tomó la palabra para reprochar el tortuguismo de las autoridades en el esclarecimiento del feminicidio de su hija; además calificó al alcalde de la capital, Enrique Galindo como un “feminicida institucional”, esto luego de saberse que el asesinato de una agente de la Policía Municipal fue perpetrado por sus compañeros varones.


Al llegar a la Plaza de Fundadores, en la entrada del Edificio Central de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), exigieron que todos los agresores sean expulsados de la Máxima Casa de Estudios, específicamente de las facultades de Ciencias de la Comunicación, Ingeniería, Ciencias, Derecho, Psicología y Ciencias Sociales y Humanidades.

Finalmente se dirigieron de nueva cuenta hacia la Plaza de Armas pasando frente a Palacio de Gobierno el cual desde antes del inicio de las actividades, ya estaba equipado con protecciones de madera para proteger sus ventanales, al igual que el edificio del Congreso del Estado donde concluyó la marcha, lugar en el que las inconformes hicieron hincapié “¡Basta de simulaciones y condescendencias! Basta de Impunidad y Olvido! ¡Basta de Pasar por encima de nosotras, de nuestras vidas y de nuestros derechos! ¡exigimos a Ricardo Gallardo Cardona el esclarecimiento de los feminicidios ocurridos en el estado!, y ¡exigimos a José Luis Ruíz Contreras facilitar el proceso de acceso de justicia a las mujeres así como castigo a los culpables!




franja alcanta im.jpg