El Día de la Candelaria, su influencia prehispánica y tamales


Por: Guadalupe Gallegos


Justo 40 días después de la Navidad, el 2 de febrero, se celebra el Día de la Candelaria acompañado de tamales que suelen ser preparados o llevados por los padrinos del Niño Dios, es decir, a quienes les salió su figura en la Rosca de Reyes el 6 de enero.


De acuerdo con la tradición cristiana, transcurridos 40 días después del nacimiento de Jesús, la Virgen María se purificó y acudió a la iglesia con candelas para dar gracias.


Aunque los orígenes de la festividad también tienen influencia prehispánica.


Según el libro Historia general de las cosas de Nueva España, de fray Bernardino de Sahagún, los indígenas daban maíz como ofrenda al dios Tláloc, con el objetivo de que fuera bendecido y tuvieran buenas cosechas; ceremonia que tenía lugar el 2 de febrero.


Con la llegada de los españoles a México, esta tradición prehispánica se fusionó con la cristiana para agradecer el nacimiento de Jesús, así como su mensaje de luz, esperanza y amor.


Y en lugar de bendecir el maíz, se instauró la costumbre de comer tamales, además de visitar la iglesia con velas, así como las representaciones del Niño Dios, quienes son vestidos con distintos atuendos.

franja alcanta im.jpg