“El 10 de mayo no es de fiesta, es de lucha y protesta hasta encontrarlos”


Por Regina Arellano.


Hay madres que no celebran el 10 de mayo, sino que luchan, se organizan, marchan y alzan la voz por sus hijas e hijos desaparecidos.


El día de hoy, decenas de madres y padres provenientes de las cuatro zonas del estado de San Luis Potosí protestaron sobre las calles del centro histórico capitalino con el fin de exigir justicia y seguimiento en los casos de desaparición forzada.


“Aquí estamos de pie, luchando por ellos, porque nos arrebataron lo mas preciado que puede existir en la vida: a nuestros hijos. Al principio queríamos morirnos porque no los encontrábamos, nos desesperamos buscando estrategias, buscando formas de cómo encontrarlos.” Declaró Edith Pérez, activista de la organización Voz y Dignidad por los Nuestros SLP.


Entre las mujeres manifestantes, se encontraban algunas de las madres y familiares de los cuatro jóvenes potosinos que desaparecieron en Lagos de Moreno, Jalisco: Calep, Alan, Israel y Jorge.


“Hoy es un día muy especial para todos, pero para nosotros no. Para nosotros no porque como madres estamos muertas en vida, nos arrancaron un pedazo de nuestro corazón”, declaró Verónica Vargas, madre de Alan Martínez.


Relataron que ya han pasado 9 meses y medio desde que sus hijos desaparecieron cuando se fueron a trabajar a Jalisco. Hasta ahora, no han obtenido resultados concretos de la Fiscalía General de la República o desde la Fiscalía General del Estado de San Luis Potosí.


“Las personas que se los llevaron son unas personas malas, porque no estaban haciendo algo malo ellos. Y nos arrebataron a mí y a la familia de las otras personas mucha felicidad. Nos volvieron tristes y apagaron nuestras casas. Nos dejaron en una obscuridad.”, manifestó Berenice Moncivais madre del joven Calep.


Asimismo, además del acto de desaparición, las madres denunciaron la impunidad suscitada desde el Gobierno, los “carpetazos” que le dan a los casos o la falta de seguimiento a éstos.


“(El día de la madre) significa el dolor que ha causado el gobierno, un Gobierno omiso, un Gobierno impune. Un gobierno coludido con las células delictivas porque no acaba no termina, al contrario, en lugar de disminuir esto, pues va aumentando terriblemente”, señaló Edith.


Además, exigieron una fiscalía especializada en desaparición forzada y desaparición de personas por particulares y que analicen las pruebas que han encontrado las madres buscadoras en las zonas de exterminio en San Luis Potosí.


"Que no estemos batallando como lo estamos haciendo ahora, que no tenemos vehículos, que no tenemos ministerios públicos, que no hay policías de investigación y que todas las demás fiscalías en los municipios se hacen omisos”, denunció doña Edith.


franja alcanta im.jpg