Tras dos años de pandemia, vuelve la Procesión del Silencio


Por: Regina Arellano


Desde 1953, la Procesión del Silencio se había llevado a cabo en la ciudad de San Luis Potosí. Sin embargo, la tradición católica procedente de Sevilla fue cancelada dos veces consecutivas debido a la pandemia provocada por el Covid-19, hasta este viernes 15 de abril, día en el que se retomará en las calles del Centro Histórico.


Rocío Meléndez, integrante de la cofradía Preciosa Sangre de la Iglesia de la Compañía, relató la experiencia de haber pasado dos años sin poder realizar la Procesión.


“A pesar de que siempre había participado, dos años dejar de participar, pues si se siente un poquito de tristeza, pero pues más que nada por salud estuvimos restringidos. Y ahorita que se va a volver a hacer se siente aquella emoción, aquella alegría.”

Rocío lleva entre 26 y 28 años como miembro de la Procesión del Silencio, primero, como dama de rebozo.


Actualmente participa en la Comisión de Orden, donde se encarga de que las personas que van en la fila, las damas de rebozo o los cofrades, vayan en orden y al ritmo, además de cuidar detalles, como que las velas vayan encendidas y levantar objetos que se caigan.


Por otro lado, refirió que en su cofradía tienen juntas cada viernes primero de mes, para organizar y preparar su participación en la Procesión, por lo que se vuelve un proceso de un año.


Durante la pandemia, se dedicaron a revisar que tuvieran todos los elementos en orden, como vestuarios, objetos e imágenes.


“Cuando se podía, hacíamos una junta, cuando estaba el semáforo en amarillo, teníamos alguna junta. En cuanto tuviéramos semáforo en naranja o rojo se suspendía todo.”

Este año, debido al control de la pandemia, el evento religioso podrá efectuarse.


La Secretaría de Salud y los directores de las cofradías fueron quienes se encargaron de comunicar a los participantes las medidas de prevención correspondientes, en las que se tuvo en cuenta también que será un evento al aire libre.

franja alcanta im.jpg