Ojalá sea verdad…

Actualizado: 8 mar


Por: Leticia Vaca


En lo que va de 2022, de acuerdo con el monitoreo que La Alcantarilla ha realizado, solo se ha registrado una muerte violenta de una mujer en San Luis Potosí. 


Ojalá así sea, ojalá que las autoridades no estén ocultando las cifras. Quien escribe estas líneas así lo desea, que ninguna mujer sea víctima de la violencia feminicida. 


Aunque la realidad podría ser otra, si se recuerda cómo fue el comportamiento en cuanto a los feminicidios y muertes violentas ocurridos en los últimos cuatro años. 


Por eso llama la atención que en este año no haya registros más que de un caso. 


Y no es que se espere lo contrario, sin embargo, está la incertidumbre en torno a si de verdad han bajado los índices de violencia o hay un ocultamiento de la información. 


En el año 2021, se registraron 54 muertes violentas de mujeres, de las cuales 24 fueron clasificadas como feminicidios, el resto como homicidios dolosos. 


En 2020, La Alcantarilla documentó 62 muertes violentas de mujeres; en 2019, 48 y en 2018, 56; mismas que se han registrado en el mapa de feminicidios que, además de ser una herramienta de consulta, es un memorial para las víctimas.


Por lo que este jueves 17 de febrero recordamos que Juana y María fueron asesinadas de manera violenta, hace cuatro y tres años respectivamente. 


Juana tenía 41 años cuando le arrebataron la vida con arma de fuego en el municipio de Matehuala, su homicidio fue catalogado como doloso. 


María tenía 39 años, era de Santa María del Río; fue víctima de feminicidio, habría sido agredida por su pareja sentimental.

franja alcanta im.jpg