top of page
  • Foto del escritorLa Rata

No queremos que nadie esté en nuestros zapatos: Irinea Buendía


Por: Leticia Vaca


“No solo matan a nuestras hijas con violencia, acaban con toda la familia (...) aquí estoy para animarlas, que se den cuenta que sí se puede, que debemos persistir, que debemos de resistir”, dijo Irinea Buendía, madre de Mariana Lima Buendía, víctima de feminicidio.


Irinea emprendió una caravana en diciembre de 2022 por todas las entidades de la República; San Luis Potosí es el décimo tercer estado que recorre con la finalidad de difundir lo establecido en la sentencia por el feminicidio de Mariana Lima, con la esperanza de que todas las víctimas de muertes violentas y feminicidios puedan acceder a la justicia.


A casi 13 años del feminicidio, el pasado 13 de marzo el Poder Judicial del Estado de México dictó una sentencia de 70 años para Julio César Hernández, feminicida de Mariana.


Al lado del memorial por las víctimas de feminicidio en San Luis Potosí, acompañada de madres de víctimas, Irinea relató que la sentencia por el feminicidio de Mariana Lima debe acatarse en las fiscalías de toda la República.


“Fui muy optimista al decir que iba yo a recorrer los 32 estados, las 32 fiscalías de la República mexicana, porque esta sentencia Mariana Lima Buendía de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación es para las 32 fiscalías, y no lo digo yo, lo dice el máximo tribunal de justicia”.

Irinea narró un poco de la lucha que tuvo que emprender en la búsqueda de justicia para su hija, asesinada el 28 de junio de 2010.


“Lo logramos, había veces que sentía que desfallecía, había veces que el dolor era tan grande que ya no lo soportaba, pero llegamos (...) que si nos cansamos tenemos que detenernos un momento y tomar fuerzas, porque de otra forma nos tragan, nos aniquilan y eso es lo que quieren para no trabajar. No queremos que nadie esté en nuestros zapatos”.

La falta de perspectiva de género en las investigaciones de feminicidios, dijo, tiene como una de las consecuencias que haya muchos casos en las impunidad.


La sentencia de Mariana Lima, explicó, marca tres puntos importantes que deberían aplicarse en los casos de feminicidio: investigar con perspectiva de género; sancionar a servidores públicos omisos, corruptos y negligentes que obstruyen la justicia; la reparación integral del daño que no solamente contempla la parte económica, sino que también incluye la capacitación en perspectiva de género en el Poder Judicial.


“La falta de perspectiva de género hace que nosotras como madres de víctimas tengamos que andar detrás del Ministerio Público. Nos convertimos en investigadoras, peritas, y traer todo lo que podamos aportar, pero desgraciadamente no nos creen y nos echan a la calle a exigir justicia y después se enojan porque andamos marchando, nos golpea la propia policía, cuando la misma autoridad nos niega esa justicia que merecemos”.

Finalmente, alentó a las madres de víctimas de feminicidio a continuar con la exigencia de justicia para sus hijas.


“No vamos a echarnos para atrás ni para tomar impulso, ¡ya basta!, no es posible que las autoridades se nieguen a cumplir con su trabajo, no es posible que quieran seguir convirtiendo al país en un cementerio nacional, se cruzan de brazos como que no les importa, pero las voces de nuestras hijas se levantan en nuestra propia voz para exigir justicia, no queremos otra cosa”.

Justicia para Karla Pontigo


Esperanza Lucciotto López, madre de Karla Pontigo, víctima de feminicidio en octubre de 2012, recordó que por el feminicidio de su hija la Suprema Corte de Justicia de la Nación también emitió una sentencia; la segunda después de la de Mariana Lima.

“La Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene dos sentencias, una está en San Luis Potosí y la otra está en el Estado de México. Desgraciadamente esas sentencias son el precedente en el que se da cuenta que no se está trabajando. A mí San Luis no me dio la justicia para Karla, no me dio lo que yo buscaba, que desgracia que mi estado no me dé lo que por derecho tenía mi hija”.

Asimismo, agregó que la lucha también es por cada una de las víctimas de feminicidio: niñas, adolescentes, mujeres adultas, a quienes por el simple hecho de ser mujeres les arrebataron la vida.


“Todas tenemos el derecho de vivir y ser libres”.

Justicia para Lupita Viramontes


Susana Guadalupe Viramontes Cruz, madre de Lupita Viramontes víctima de feminicidio en julio de 2012, reiteró que a las madres y familias de víctimas les ha tocado buscar y exigir justicia.


Por el feminicidio de Lupita, dijo, se ha obtenido algo de justicia, sin embargo, aún está prófugo uno de los feminicidas y a 10 años continúa esa exigencia y la esperanza de que el culpable dé la cara.

“Somos las madres las que tenemos que buscar que las autoridades sigan cumpliendo con su trabajo, somos nosotras las que salimos a marchar y las que salimos a gritar y nos dicen locas. Sí, locas de dolor por haber perdido a nuestras hijas y por ver a nuestra familia desmoronada, pero seguimos en la lucha”.






0 comentarios

Comments


franja alcanta im.jpg
bottom of page