No identificadas: ¿quiénes son las mujeres en los semefo?


Imagen de Leticia Vaca

Por: Ruth Salazar


Luego de la localización del cuerpo de Debanhi Escobar, circuló en redes sociales la versión de que, durante la búsqueda de la joven, otras cinco mujeres fueron encontradas sin vida.


Ante la viralización de este bulo, la Comisión Local de Búsqueda confirmó la localización de Jenifer Nicol, Irlanda Marcela, Brisa Anahí, Ingrid Guadalupe e Irma, con vida. Celebro que en el caso de estas cinco adolescentes se haya tratado de una noticia falsa.


Aunque eso no elimina los 11 feminicidios diarios, escribió en un tuit, la escritora y periodista Lydiette Carrión, autora del libro “La Fosa del Agua”, en el cual documenta diez feminicidios de adolescentes en el Estado de México, y nos relata la impunidad y misoginia generalizada que invade a las instancias judiciales que investigan sus casos.

La noticia de la localización de Debanhi se dio a conocer la noche del jueves 21 de abril. Casi a la par, en Soledad de Graciano Sánchez se reportó el hallazgo de una mujer sin vida, en un predio cercano de la carretera a Matehuala.


Según la Fiscalía General del Estado (FGE), aún se encuentra en calidad de desconocida.


Al suponer que no se trataba del único caso, en un buscador coloqué la frase “encuentran cuerpo de mujer”, delimité geográficamente a México, así como los días 20 y 21 de abril de 2022. El resultado fue desesperanzador.


Un día antes de la localización de Debanhi, en Cancún, Quintana Roo, encontraron el cuerpo de una mujer en dos maletas en las inmediaciones de la cárcel municipal, las autoridades todavía no saben quién es.


Al otro extremo del país, en Tijuana, Baja California, el cuerpo de una mujer fue encontrado al interior de un vehículo; estaba atada de pies y manos. Del mismo modo, las autoridades aún desconocen de quién se trata.


Un poco más al centro de México, en la carretera federal México - Cuautla, el cuerpo de otra mujer fue encontrado cerca de la región de Los Volcanes. La víctima tenía un disparo en la cabeza y estaba desnuda. Las autoridades no encontraron documentos que ayudaran a identificarla.


En Apatzingán, Michoacán, el cuerpo de una mujer de entre 20 y 25 años, con huellas de tortura, entre montones de basura, fue localizado ese mismo miércoles 20 de abril al medio día. Hasta el momento, las autoridades no han revelado información del reconocimiento de la víctima.


El jueves 21 de abril, alrededor de las 15:10 horas, una mujer cuya identificación no se dio a conocer, fue encontrada muerta en el bordo del río Coatán, a la altura de la colonia Jerusalén, en Tapachula, Chiapas. Su cuerpo estaba atado de pies y manos.


Estos casos fueron reportados por los medios de comunicación locales de donde fueron localizadas estas seis mujeres, que por la forma en como fueron encontradas, se podría presumir que fueron asesinadas.


“El ‘caso Debanhi’ revela una nueva ola de feminicidios en México”, alerta la cabeza de un artículo en el diario español El País, y la realidad es que sí, aunque las autoridades estatales y el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmen que el número de feminicidios disminuye; lo que sucede es que algunas entidades ya lo están reportando como “muertes violentas”.


Lo que me deja con un nudo en el estómago, es que aún no han sido identificadas estas seis mujeres asesinadas, cuyos cuerpos fueron encontrados en la víspera de que se diera a conocer la noticia de la localización de Debanhi. Pensar si su familia las sigue buscando.


Duele pensar que ocurra lo mismo que sucedió con el caso de Quimberly Anay, una joven de 18 años que permaneció en el Semefo de Jalisco durante cinco días. Ella fue asesinada a balazos y su cuerpo fue abandonado en Tonalá, el 16 de abril, su familia se enteró cinco días después, luego de que la Comisión de Búsqueda local publicará la ficha de su desaparición.

franja alcanta im.jpg