• La Rata

La Doble cara llamada ¨Fútbol¨.

Actualizado: ene 20



Por: Georgina Bello Robledo.


El futbol es una de las actividades deportivas que en la actualidad se utiliza por las élites económicas y políticas para reconstruir o producir espacios afines a sus intereses de clase sociales.


El balompié comenzó a significar, para los grandes empresarios, un elemento donde invertir para obtener ganancias y difundir sus valores e ideales dejando a un lado los sentimientos y la importancia que pueden tener cada uno de los colores de cada institución, así como los sentimientos de los aficionados.


Lo anterior generó redes de poder que derivan en la monopolización del deporte más popular de México, donde los consorcios con mayor relevancia e influencia política y económica poseen equipos de fútbol, como son los televisivos, cementeros y cerveceros.


La monopolización del fútbol mexicano evidencia el poder que ejercen esas empresas en la cotidianidad, dentro y fuera de la cancha. Está problemática la viven día a día los mismos protagonistas del de la cancha, los futbolistas, mismos que con el famoso “Pacto de caballeros”.


¿Qué es el Pacto de caballeros?, El Estado genera y preserva un marco institucional apropiado para que se cumplan los derechos fundamentales que el neoliberalismo propaga, como el libre mercado y la propiedad individual, por lo que los jugadores son simples estampas de un álbum, que son intercambiados de equipo en equipo sin pedir la opinión del jugador.


El Estado, entonces, se convierte en neoliberal al facilitar la acumulación, las libertades comerciales y al ver por los intereses de la propiedad privada, lo que suele favorecer el surgimiento grupos sociales, ya existentes o nuevos, privilegiados con este sistema.


Así han surgido nuevos millonarios que ingresan al negocio del futbol con la compra de alguna franquicia profesional. Un ejemplo claro es el empresario Jorge Vergara, actual dueño del club Chivas Rayadas de Guadalajara, uno de los más populares del país.


Hablando de uno de los equipos más populares en México, y desde la cantera del Guadalajara, es evidente como los protagonistas de esta mafia dentro del balón pie, han tenido que padecerlo.


El máximo goleador del rebaño, Omar Bravo Tordecillas es una de las leyendas vivientes del Guadalajara, con 102 goles anotados en ese club, tan solo 20 abajo del gran Salvador Reyes; el delantero tuvo la oportunidad que los jugadores profesionales mexicanos quieren, jugar en el viejo continente, en la Coruña un equipo de España.


Años después el delantero también tuvo la oportunidad de jugar en EUA y en 4 equipos nacionales aquí en México. Seleccionado nacional, debutando el 13 de marzo de 2003, en la victoria 2-0 sobre Bolivia, Ricardo La Volpe lo alineó desde el inicio pero lo retiro en el descanso. Con el argentino fue a la Copa Oro 2003, Copa Oro 2005 y Mundial 2006, en el que anotó dos goles y falló un penal.


¿Quién es Omar Bravo?, Nació el 4 de marzo de 1980 en Los Mochis, Sinaloa. Surgido de Fuerzas básicas de Chivas, debutó un 17 de febrero del 2001 ante Tigres; en plena crisis de la Promotora Guadalajara, Jorge Dávalos, que trabajaba en las Fuerzas Básicas del equipo, fue nombrado técnico interino y decidió jugar su primer partido con jóvenes. Uno de ellos era Omar Bravo. Fue hasta el Torneo Invierno de ese año que se estrenó como goleador con una diana ante el Toluca en el Estadio Nemesio Díez.


Un día bastante soleado era el que abrazaba a Ciudad de México, un clima bastante agradable para que el delantero terminara el entrenamiento correspondiente, han pasado 4 años desde su regreso de EUA y ahora su casa es el Club Cruz Azul.


Se acercaba hacia los micrófonos, había aceptado hablar de su paso por diferentes culturas futbolísticas alrededor del mundo, su porte era evidente, delgado, bien parecido, un hombre carne y hueso, admirado por chicos y grandes pero a fin de cuentas un ser humano un poco serio, pero con la frescura del diálogo.


-Hola Omar, gracias por estos minutos y es un placer el conocerte- le saludó la chica.


-Hola, gracias, el placer es mío- respondió Omar con voz grave, un tanto cortante pero muy amable.


La plática los arrastró al clima, a los resultados de una semana antes, para romper el hielo y que las cosas cambiaran de lo formal a lo agradable, sin embargo los temas que se tocarían eran un tanto serios para él.


Sin perder el contacto visual, ella comenzó:


-Omar han pasado 4 años desde que regresaste de EUA, 5 de tu paso por España, dime ¿cómo te sientes?- preguntó la chica-.


-Bien - frunció el ceño- fueron experiencias que me dejaron una gran enseñanza, a nivel personal y profesional, fue corto el tiempo pero sucedió lo que siempre soñé.


-Quiero que empecemos a hablar de tu pase por Europa, ¿cuál es la principal diferencia entre el futbol Europeo y el de EUA?-preguntó, la chica, dejando un poco de lado la formalidad.


-Mira en lo personal cada estilo es diferente ya que existen diferentes factores como el clima, es una de las situaciones a la que uno como futbolista se tiene que acostumbrar, otro factor es la cancha, cada pasto o terreno en el que se juega es distinto pero uno como futbolista tiene que aprender a trabajar.


-Cambiando de continente, en tu paso por EUA te fue bien, pero ¿es complicado el futbol por allá?.


-No, mira ningún futbol es complicado todo está en las tácticas que aprendas y en las que trabajes, ¿qué es diferente al mexicano? Claro que es diferente pero simplemente por la velocidad de las jugadas, etc. pero son experiencias que te hacen crecer futbolísticamente.


-A criterio personal entre el Futbol de EUA y de España ¿a cuál le aprendiste más?.


-En todos lados se aprende, de hecho Guadalajara me enseño todo lo que se, el Güero Real me enseño todo lo que se, en España tuve buenos maestros que me ayudaron a ir puliendo lo que yo ya traía, posteriormente regreso a Tigres y aplico lo que aprendí en España y de ahí me voy a Estados Unidos, ahí aprendí muchas cosas entonces, cada paso que tuve en mi carrera me ha dejado una enseñanza la cual me ayuda a seguir adelante.


-Eres una legenda en Guadalajara por haber marcado 102 goles con ese club y eso fue lo que hizo que los ojos europeos voltearan a verte; ¿aquí pones en práctica lo aprendido en Europa?.


-Yo ya tenía una base y el futbol es muy voluble, sin embargo aprendí muchas cosas que con el trabajo y la práctica las he ido perfeccionando.


-Hablando de horizontes más nacionales y en tu opinión ¿qué es lo que tiene de malo el futbol mexicano?.


-Pues…. No es que tenga nada de malo sin embargo aquí se ven otros intereses personales en lugar de pensar en la afición, aquí el que más gana es el que manda, entonces eso es lo que lo hace diferente mas no malo, desafortunadamente en el mundo, el futbol se ha convertido en un negocio y en México se ha convertido en una mafia, sin embargo tenemos nuestros representantes a nivel internacional, ahí está Hugo Sánchez, Rafa Márquez y te puedo mencionar muchos más entonces es solo diferente.


Sus palabras, caían como un balde de agua helada, la corrupción había traspasado las oficinas y había llegado a las canchas de futbol.


Por medio del futbol, los consorcios construyeron infraestructuras, crean empresas, gestionan normas, estatutos y reglamentaciones, modifican el medio ecológico, así producen espacios para generar ganancias a través del futbol. Diversas corporaciones con influencia tecnológica, financiera y política invirtieron en el futbol con la intención de conseguir prestigio, extender sus márgenes de maniobra y ampliar su radio de influencia a otros terrenos económicos.


Los clubes de futbol que tenían características específicas y así representaban un símbolo de identidad para el aficionado, se diluyeron paulatinamente, ante la supuesta igualdad que propugnan el Estado y las corporaciones empresariales.


Por ejemplo, el actual dueño del Club Guadalajara, Jorge Vergara, edificó en 2010, un nuevo espacio deportivo, el cual aún no se arraiga en la afición a este tradicional conjunto futbolístico. De hecho, el nombre del inmueble es Omnilife, en alusión a la marca de suplementos alimenticios que también auspicia Vergara.


Conclusiones.


En el noroeste y el sureste de México, el béisbol tiene un lugar más protagónico que el futbol, sin embargo, prácticamente todos los estados cuentan por lo menos con un equipo de futbol profesional en su territorio, aunque sea en divisiones inferiores, lo cual permite a gobiernos y empresas, la mayoría de las veces en contubernio, utilizar al futbol para producir espacios de acuerdo a sus intereses e implementar sus proyectos económicos y sociales, lo cual tiene diversas consecuencias como la cohesión social, la implementación de ideologías o posicionar a una localidad en el mapa futbolístico para generar en el inconsciente colectivo la idea de desarrollo.


El futbol en su dimensión social, brinda para diversos estratos una alternativa de recreación, ocio, identidad y consumo; por ello el análisis geográfico es indispensable para entender su 37dimensión espacial, las alianzas de empresas y gobiernos, así como de élites culturales, financieras y eclesiásticas que generan una estructura espacial, económica e ideológica alrededor del futbol.


De acuerdo con el ex jugador del rebaño Omar Bravo, aseguró que "…hay mucha mafia en el futbol mexicano, me duele decirlo, es muy complicado el futbol mexicano, ojalá y acabe esa mafia para el beneficio de los jóvenes del futbol mexicano y salgan más talentos".


El futbol se convierte en una herramienta para que las clases hegemónicas adquieran mayor poderío económico y político, además de que puedan tener una mejor imagen población en general. Les permite también posesionarse en un lugar o una región y así obtener sus objetivos de clase dominante.

27 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
franja alcanta im.jpg