top of page

La Calzorosca en SLP, una reinvención de la tradicional rosca de reyes

Hace 20 años en tierras potosinas, Chío Castillo fusionó la comida italiana con la mexicana creando la Calzorosca, una alternativa salada de la tradicional rosca de reyes 



Por: Sofía Mayela.


En el corazón de San Luis Potosí, entre las cocinas del Centro Cultural Bóvedas, Rocío Castillo, mejor conocida como “Chío”, a través de la fusión de la comida Italiana y Mexicana ofrece a los comensales creaciones deliciosas y únicas, en su emprendimiento llamado “El Magueycito”.


A través de la reinvención y la fusión de platillos italo-mexicanos, creó una alternativa gastronómica a la tradicional rosca de reyes, a la que llamó Calzorosca, en la que combinó el platillo italiano “calzone” con la típica rosca de reyes, para formar una rosca salada y así complacer a quienes no les gusta lo dulce.


La Calzorosca tiene una forma ovalada, como la de la tradicional rosca de reyes que se realiza en México; por fuera está decorada con pimientos y champiñones, sin embargo, el secreto y delicia de la Calzorosca se encuentra en su interior, ya que además de los sabores exóticos y clásicos que maneja, al partir esta rosca salada también se encuentra un muñeco de Niño Dios.



-Cómo nacen las Calzoroscas en SLP-


Chío inició hace hace 20 años en el municipio de Cerro de San Pedro en San Luis Potosí, luego de abrir “El Nopal Cósmico”, uno de los restaurantes más visitados por extranjeros y nacionales, en donde se sigue ofreciendo comida italiana con tintes mexicanos.


Asentándose en la capital potosina, Chío fundó el Magueycito que ofrece distintos platillos, entre ellos: pizza, pasta, calzone, lasaña, empanada argentina y la calzorosca.


"El proyecto fue pensado porque Cerro de San Pedro era un pueblo fantasma en el que no iba gente, lo pensamos como una alternativa turística para que la gente nos fuera a visitar".

Nació por un trueque, el cual consistía en dar alojamiento gratuito a los turistas que visitaban el Cerro de San Pedro a cambio de que estos enseñaran a Chío la preparación de alimentos de su nación. Entre los extranjeros visitantes se encontraban italianos y argentinos. 


Tras perfeccionar su técnica culinaria, pensando en brindarle a sus comensales algo distinto decidió experimentar con el proceso del calzone Italiano y darle forma de rosca, mientras que para el relleno decidió explorar nuevos sabores, pero también dejar los ya tradicionales.


Bajo la idea de que a la gente le gusta lo nuevo, Chío decidió manejar en la Calzorosca sabores innovadores que se han convertido en los favoritos de los potosinos que acuden al Mageycito, pues en el relleno maneja sabores exóticos como: Chicharrón en salsa verde, jamaica caramelizada, camarones al vino tinto, tocino con manzana, además sabores de temporada como guayaba o mango con queso azul.


Aunque también ofrece sabores tradicionales para los paladares que buscan algo un poco más clásico como: jamón y piña; jamón, tocino y pepperoni; chorizo, Cebolla y jalapeño; queso albahaca y tomate; champiñones, morrón, cebolla y aceituna verde.


Actualmente El Mageycito ofrece Calzoroscas para cuatro y ocho personas, cuyos precios van de los 400 a 800 pesos dependiendo de los ingredientes y el tamaño deseado. Las Calzorosca y los otros platillos que ofrece se pueden encontrar en el Centro Cultural Bóvedas en el centro histórico de San Luis Potosí o solicitar a través del número 4446665507.


0 comentarios

コメント


franja alcanta im.jpg
bottom of page