top of page

Ejercer el periodismo en México, sinónimo de riesgo

*El homicidio de Edgar Daniel Esqueda Castro, ocurrido el 6 de octubre de 2017 en SLP, aún continúa impune



Por: Sofía Mayela 


Las agresiones a periodistas en México, es una problemática que crece año con año. En el primer informe semestral del 2023, “Violencia contra la prensa: entre ataques, estigmatización y ausencia del Estado” publicado por la organización Artículo 19, se documentaron un total de 272 agresiones a periodistas de todo el país.


Con esto, se pretende visibilizar y denunciar la problemática de violencia que afronta la prensa en México. 


Las agresiones a las que con mayor frecuencia se encontraron expuestos los y las periodistas son a intimidaciones y hostigamientos, como aquellos actos que reprimen, limitan o censuran la labor periodística; así como al uso ilegitimo del poder público, es decir, discursos hostiles contra la prensa realizados por funcionarios públicos, replicados en distintos niveles de gobierno. 


De igual manera, señala el reporte que desde 2007 el principal agresor de la prensa es el Estado, esto es funcionarios, fuerzas civiles y fuerzas armadas. 


En  el primer semestre del 2023, 1 de cada 2 agresiones fueron perpetrados por representantes del Estado. Asimismo, se registraron ataques provenientes de grupos delictivos. Lo que coloca a  la prensa  bajo el asedio de personas públicas, privadas y grupos criminales. 


En cuanto a coberturas, la más riesgosa se relaciona con la corrupción y política, representando 1 de cada 2 agresiones; seguida de seguridad y justicia, mejor conocida como “nota roja”. 


Igualmente, en el primer semestre del 2023, 26 entidades federativas presentaron incidentes de violencia contra la prensa, destacando a Ciudad de México, Quintana Roo, Guanajuato, Puebla, y Coahuila. Si bien, esto no implica que sean las más peligrosas para ejercer periodismo, sí contaron con un mayor registro en este informe. 


Dicho lo anterior, Artículo 19 presenta diversas exigencias que pretenden salvaguardar a las personas  periodistas, entre estas resaltan: la generación e implementación de políticas públicas para proteger a periodistas y personas trabajadoras de los medios de comunicación; reconocer la importancia de la labor periodística y abstenerse a emitir expresiones estigmatizaste en su contra, así como crear equipos de análisis eficientes que investiguen agresiones a la prensa. 


La prensa potosina no olvida


El 5 de octubre de 2017 fue extraído por individuos armados, de su domicilio el fotoperiodista potosino Edgar Daniel Esqueda Castro. Un día después, su cuerpo es hallado en las inmediaciones del aeropuerto internacional Ponciano Arriaga con signos de tortura. Anteriormente, Esqueda había recibido constantes amenazas por parte de policías ministeriales, mientras ejercía su trabajo. 


Este caso es entre muchos otros, la muestra de la violencia a la que se encuentran expuestos quienes se dedican a las labores periodísticas en el país, de cómo el Estado falla en la tarea de salvaguardar la integridad de los y las periodistas. Al mismo tiempo que promueve discursos que estigmatizan y violentan la libertad de expresión. 

 

franja alcanta im.jpg
bottom of page