Día de la Libertad de Prensa: una práctica poco garantizada en SLP


Por: Leticia Vaca


En el marco del Día de la Libertad de Prensa, es importante recordar que en San Luis Potosí el asesinato del fotoperiodista Daniel Esqueda, ocurrido en octubre de 2017, continúa impune; que las agresiones y bloqueos para la prensa potosina continúan.


Apenas el pasado 2 de mayo, el periodista Samuel Estrada, quien es integrante del Mecanismo Estatal de Protección a Periodistas y Personas Defensoras de Derechos Humanos, denunció que a él junto con un grupo de periodistas se les impidió el acceso al Centro de Coordinación, Control, Comando, Comunicación y Cómputo, Información E Inteligencia, (C5).


El acceso no fue permitido ni siquiera a la explanada exterior del C5 para abordar a los funcionarios una vez que salieran de sus reuniones privadas.


También es importante mencionar que las periodistas Blanca América González Blanco y Yesenia Rivera Rubio fueron agredidas e intimidadas durante la última visita del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a la Huasteca Potosina.


La lista de las agresiones es larga, no solo en San Luis Potosí, sino en todo el país.


Lamentablemente la violencia contra periodistas en muchas ocasiones culmina en homicidios. Durante el actual sexenio del Gobierno Federal, se han registrado 51 asesinatos de periodistas; siete en los que va de 2022.


El Día de la Libertad de Prensa debería ser aprovechado para que las autoridades, tanto estatales como federales, reconozcan que no basta con que en los estados se cuente con un mecanismos de protección, se requieren acciones que garanticen el ejercicio de los y las periodistas.


Esta mañana, en la cuenta de Twitter del Gobierno Estatal de San Luis Potosí a nombre del gobernador Ricardo Gallardo Cardona, se compartió el mensaje: "ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independientemente y plural", pero en la práctica, esa libertad no ha sido respetada.

franja alcanta im.jpg