ADIÓS 2021




Por: Joce Benites


Ha llegado el momento de despedir a 2021 y ya toda la ciudadanía se ha preparado para tan eufórico festejo, las amas de casa quizá barrieron y limpiaron hasta el último rincón de la casa. Las generaciones más recientes se preocuparan por las celebraciones, los estrenos, rituales, en fin.


Sólo deseo mencionarte lector que también es necesaria la limpieza o despoje de algunas actitudes y acciones que no ayudan al desarrollo de nuestra sociedad y en general a un ambiente saludable para todos.


Si recordamos los días y los meses del año, es muy probable volvernos a cansar, enojar, llorar o sonreír, pero esa, ya es decisión propia.


Piensa que si deshechas las malas actitudes y hábitos habrá mayor espacio en tu ser para llenarlo de cuestiones positivas que no sólo beneficiaran a tu persona sino a quienes están a tu alrededor.


Se nos ha vendido la idea por muchos medios el cambio en todo lo que nos rodea o forma parte nuestra, pero como ya lo mencione, eso ya es decisión propia, pues “cada quien sabe lo que carga en su morral”, así como “cada quien decide cómo sentirse”.


Otra cuestión importante es la de saber manejar los sentimientos y emociones que nos lleven a cometer errores y perjudicar a terceras personas, ya que es bastante probable que haya sucesos que nos vuelvan a enojar o a des incomodar, pero según expertos en psicología hay que verlos sólo como “recuerdos” y plantearse retos nuevos.


Entre los innumerables rituales que existen hay uno que parece un tanto razonable y es el de anotar en una hoja las cuestiones que se anhelan y aquellas que se desean desechar, tirando al fuego estas últimas. El ejercicio es bueno y ojalá se hiciera en cualquier momento y no sólo en este día y tomarlo como juego además.


Si anhelamos un mejor ambiente, lo ideal es comenzarlo en primera persona, recuento de hechos resulta ya innecesario hacerlo, pues hay cuestiones con las que hay que seguir arrastrando o cargando como el famoso Covid; y es que cuántas pérdidas humanas y financieras tenemos que contabilizar, no sólo a causa de eso, sino de otros males que aquejan a la ciudadanía como: la violencia, la inseguridad, la mala distribución de la riqueza, entre otros.


Culpables encontraremos muchos, pero un cambio siempre es favorable, que se empiece por sí mismo y ya con eso estaremos ayudando al resto del mundo, celebra con todos los ánimos querido lector y no te “atasques” en las cuestiones negativas, estamos a unas horas de concluir el año y te esperan doce meses para hacer todo de manera diferente y mejor.


No te hagas promesas que no cumplirás ni desees cosas imposibles, lo mejor será apreciar o valorar lo que ya tienes ¡FELIZ 2022!.

Entradas Recientes

Ver todo
franja alcanta im.jpg